Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Griferías electrónicas

Máxima higiene

Los grifos electrónicos, también conocidos como grifos automáticos, muy comunes el lugares públicos, van ocupando cada vez más los baños de nuestros hogares.

Es por esta razón que fabricantes como Grohe o Bruma están incorporando este tipo de griferías cada vez más a su catálogo.

¿Cómo funcionan?

Ya no es necesario tocar el grifo para lavarnos las manos, gracias al sensor de infrarrojos con el que cuentas los grifos electrónicos, el cual deja caer el agua cuando detecta la presencia de nuestras manos.

De la misma manera, cuando retiremos las manos el flujo de agua cesará. Evitando de esta manera que desperdiciemos más agua de la necesaria.

Los grifos electrónicos cuentan con dos tipos de conexión:

  • Mediante baterías alcalinas, las cuales se colocan en una caja portadora que esta unida al grifo mediante un cable, colocado discretamente aunque accesible.
    El mayor inconveniente de este tipo, esta en que en el momento que las baterías se agotan, el agua dejará de caer, algo que suele suceder entre los 2 y 4 años.
  • El otro sistema disponible que es que se conecta a la red eléctrica.

En el momento que se realiza la instalación, se puede regular la temperatura y el caudal que deseamos, o graduarlo manualmente con posterioridad si el grifo cuenta con una palanca con tal fin.

Grohe cuenta con un mando a distancia para todos sus accesorios sin contacto, mediante el cual se pueden configurar todas las funciones:

  • Descarga automática
  • Desinfección térmica
  • Modo de limpieza
  • Rango de detección y retardo de cierre

Los grifos electrónicos se pueden instalar en lavabos, bidés, duchas y fregaderos de cocina.

Máxima higiene

El sensor de infrarrojos de los grifos electrónicos detecta automáticamente las manos, lo que permite lavárselas sin mantener contacto directo.

Gracias a la activación sin contacto, se evita la contaminación cruzada y la propagación de gérmenes.

Los conductos de agua internos optimizados permiten que el agua caliente y fría se mezclen a la perfección y evitan el estancamiento de agua en la instalación, evitando así que se originen bacterias en su interior.

Por otro lado, características como la descarga automática, la desinfección térmica y la función para detener el agua en modo limpieza, contribuyen a mejorar la seguridad y la higiene.

Otros beneficios

Además del ahorro de agua y de la máxima higiene, los grifos electrónicos cuentan con otros beneficios que los hacen ideales para que formen parte de tu hogar.

  • Mayor seguridad, ya que el hecho de que se corte el agua al apartar nuestras manos, evitará que nos dejemos el grifo abierto por error y se puedan producir inundaciones.
  • Son una gran elección para las personas mayores o de movilidad reducida.
  • Diseños minimalistas que encajan a la perfección con el baño de tu hogar.
  • Fácil de limpiar, gracias a su funcionamiento sin contacto y al menor contacto con la piel, limpiarlo no costará nada.
  • La instalación y puesta en marcha mecánicas, son tan sencillas que podrás utilizar la grifería en cuestión de minutos.
Solicita más información
y pide presupuesto sin compromiso